domingo, 6 de abril de 2014

Fuentes y su tamaño

Cuando escribimos, hay algo que siempre está ahí pero a lo cual, a menudo, no le damos toda la importancia que merece: fuente. Si, el tipo de letra que tenga nuestro escrito, ya sea para algo profesional o no. El tipo de fuente y su tamaño, hacen posible que la lectura sea más fácil de realizarse y, por consiguiente, más fácil que el lector siga leyendo. Aunque la historia sea buena, si el tamaño es minúsculo o demasiado grande, la intensidad de la historia pierde, y mucho. Os dejo una muestra del tipo de fuentes que más se utilizan para que veáis con mayor claridad lo que os digo, y que os sea más fácil elegir el tipo de fuente y tamaño adecuado. Mañana profundizo más en este tema, pues aún hay mucho más que hablar sobre el.


 Pues bien, vamos a ampliar esa información. Para los libros infantiles, el tamaño es de 14 y para los libros de adultos, entre 10 y 12 dependiendo de la fuente. Además, está el hecho del título, subtítulo y capítulos. Esos no tienen el mismo tamaño que el texto. El título puede tener un tamaño de entre 18 o 20 fácilmente y estar escrito en cursiva. El subtítulo, entre 14 y 16, y el capítulo, 14 si el texto está a 12 y 12, si está a 10. Por otro lado, el texto a pie de página debe de tener un tamaño de 3 puntos menos al que tenga el texto. Es decir, si el texto está a 12, el pie de página o nota, tendrá un tamaño de 9.




No hay comentarios:

Publicar un comentario